28/11/2017

La fases del entrenamiento, la receta del éxito para estas navidades

Las navidades se acercan y seguro que ya estás pensando en todos esos turrones, polvorones, caldos de la ‘mama’ que te comerás  y que después te costará un poco de sudor hacer desaparecer. Pero por un asado de la mama siempre vale la pena correr ese riesgo, ¿verdad? ¡A todos nos pasa!

Ahora bien, si vas a empezar a hacer ejercicio antes de las fiestas para que no te pille el toro… Es importante que tengas en cuenta las diferentes fases del entrenamiento para evitar lesiones y así poder llegar a las navidades ¡estupendamente!

Seguro que estás pensando que las fases del entrenamiento te las sabes de memoria, pero lo importante no es saberse la lección, sino practicarla. Tómate estas etapas como si de una cena de Navidad se tratara . ¿No crees que sean equiparables? Sigue leyendo y verás ;)

– El calentamiento viene a ser el aperitivo del ejercicio. Es la fase en la que te preparas para el ejercicio fuerte. Es importante que te tomes tu tiempo, no debes calentar rápido y mal, sino todo lo contrario. Empieza por un ejercicio simple que te permita despertar tu cuerpo. Puedes arrancar con 5 o 10 minutos de elíptica, correr a bajo ritmo o un poco de bici, pero recuerda que en ningún momento debes notar cansancio. Verdad que las patatas y los cacahuetes no te los comes deprisa y corriendo, pues el calentamiento también debe ser relajado ;)

Y después del aperitivo llega ¡el plato principal! El que todo el mundo espera con muchas ganas porque es lo que le da sentido a la comida de Navidad.

– Así pues, una vez tu cuerpo ya haya entrado en calor es el momento de empezar el entrenamiento. ¿Qué te has propuesto para hoy? Correr 5km, tonificar, bailar Zumba, jugar a Squash… Sea cual sea tu objetivo, en la fase principal del entrenamiento se trata de realizar el ejercicio que te habías marcado y conseguir tus objetivos finales.

– Terminado el ejercicio en cuestión, llega la calma o los postres si lo prefieres. Es ese momento en el que te siente tan lleno que lo único que quieres es que tu corazón baje de pulsaciones y descansar durante un rato. La misma sensación es la que debes tener en esta fase del entrenamiento.

Si te fijas es muy habitual en las clases de cycling que una vez terminada la sesión, el técnico deje unos minutos para bajar las pulsaciones y que el corazón vaya recuperándose y volviendo a su latido habitual.  Independientemente del ejercicio que hayas realizado, es importante que no pares de forma brusca, sigue unos minutos más, pero bajando la intensidad de forma progresiva.

– Y después de los postres llega el momento del café para unos, la siesta para otros. Esta etapa equivaldría a los estiramientos finales. En ese instante las endorfinas están por las nubes y nos sentimos mucho mejor que antes de empezar. Aprovecha esa euforia para, durante 5 minutos, volver a estirar los músculos de tu cuerpo.

En todas las actividades dirigidas de Aiguajoc siempre realizamos ejercicios de estiramiento al terminar cualquier clase y seguro que tú los haces sin darte cuenta, como una parte más de la clase. Eso mismo es lo que debes conseguir cuando hagas otro tipo de deporte, integrar las 4 fases del entrenamiento en el ejercicio y hacerlas sin pensar.

Y recuerda que si tienes cualquier duda, siempre puedes preguntar a cualquiera de nuestros técnicos, ellos te resolverán todas tus consultas.

Consulta aquí nuestro otro artículo relacionado con las fases del entrenamiento.

blog 2



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>