La importancia de recuperar después de realizar actividad física

Estirar y dejar que el músculo se recupere después de un entrenamiento intenso es esencial para prevenir posibles lesiones y más después de largas tandas sin haber realizado actividad física alguna. Ahora que vienen las Navidades y las vacaciones, puede ser que vayas a estar unos días alejad@ del gimnasio, por eso, es importante que al volver te tomes más en serio que nunca la fase de recuperación.

Seguramente te estarás preguntando cuál es la mejor manera de llevar a cabo esta recuperación muscular ¡muy fácil! Sólo debes seguir estos consejos que te vamos a dar a continuación 😉

4 consejos para recuperarte después de entrenar

  • No te saltes NUNCA la fase de estiramientos. Imprescindible y primordial. Está claro que después de un entreno duro, sueles tener ganas de ir a la ducha y tomar ese baño revitalizante que te devuelve a la vida… Pero antes de eso, recuerda que hay que realizar los ejercicios de estiramiento, ya que éstos son básicos para prevenir lesiones. Tan sólo dedícales unos minutos y ya verás cómo tu cuerpo te lo agradece 😉
  • Deja que el cuerpo descanse. Después de unos días de parón no debes hacer el doble de ejercicio para ‘recuperar’ todas esas sesiones de gimnasio perdidas. Todo lo contrario, sigue con tu plan de entrenamiento habitual o incluso puedes hacer menos, no quieras forzar tu cuerpo. Deja que éste vuelva a coger el ritmo tranquilamente.
  • Come bien y duerme mejor. La alimentación y el descanso nocturno son dos elementos clave en la fase de recuperación. Lo ideal es tener una dieta variada e incorporar sobre todo a nuestros platos futas, verduras y legumbres. Si además, todo esto lo acompañas de una buena dosis de horas de sueño, verás cómo tu cuerpo cada vez necesita menos tiempo para recuperarse del ejercicio realizado.
  • Hidrátate. Bebe agua tanto antes, durante como después del ejercicio. Nuestro cuerpo necesita estar hidratado en todo momento , ya que los líquidos son los encargados de mantener el volumen sanguíneo que a su vez, éste, se encarga de suministrar el oxígeno.

Como has podido leer no son recomendaciones complicadas de llevar a cabo, lo importante es ser consciente de que nuestro cuerpo necesita descansar y recuperar. Así que después de las vacaciones no empieces a entrenar a saco, tómate tus días y si sientes cualquier molestia, no dudes en hablar con nuestros técnicos para que te ayuden 😉

 

Cómo pasar la Navidad sin perder la forma física

Se acercan las festividades navideñas y con ellas toca reunirse con la familia y acudir a un montón de celebraciones. Las comidas copiosas, las  sobremesas que se alargan durante horas… todo ello puede hacer que durante unos días no puedas realizar tus ejercicios con total normalidad. Por eso hoy, te damos algunos consejos para que tus comidas de Navidad sean más frugales y las fiestas más agradables.

5 consejos que no debes perderte para sobrevivir a la Navidad

  • Come hasta saciarte, no hasta el empacho: Para evitar los excesos debes bajar un poco el ritmo con las gambas y los polvorones. Come más despacio y detente cuando te sientas saciad@s. Es sabido que la ‘carn d’olla’ de la mama está muy rica, pero siempre puedes llevarte un tupper cuando ya no puedas más 😉
  • Recoge la mesa y la comida que sobre cuando acabes: Puede parecer un consejo absurdo, pero si quitas la comida que tienes al alcance de tu mano no tendrás la tentación de ir picoteando después de comer. De esta forma, también activarás un poco la circulación de las piernas, ya que durante estas fechas se suele pasar mucho tiempo sentado y luego el cuerpo se resiente.
  • Lo de comer hasta reventar y luego saltarse comidas para compensar… ¡no funciona!: Aunque pueda parecerte una idea estupenda, lo cierto es que saltarse comidas no ayuda para nada. Intenta seguir con regularidad las comidas y así evitarás alterar tu metabolismo.
  • Come fruta: A veces puede parecer difícil soltar la caja de polvorones y cambiarla por una pieza de fruta, pero ya verás que si lo haces, te sentirás mucho mejor. Además, con tantas comidas fuertes, un poco de fruta te ayudará a regular el tránsito intestinal 🙂
  • Ven a Aiguajoc a divertirte. El error más habitual que se suele cometer es dejar de hacer ejercicio con la llegada de las vacaciones. Por eso en Aiguajoc te seguimos ofreciendo un gran número de actividades para que vengas a divertirte al centro cuando tengas un ratito libre. El deporte hará que te sientas mejor y además no perderás tus hábitos de entrenamiento porque después de las fiestas volver a coger el ritmo puede resultar ¡muy difícil!.

Desde el equipo de Aiguajoc esperamos que pases una Navidad en familia y que te diviertas mucho, sin dejar que tu salud se resienta. Y si vienes al centro te estaremos esperando con los brazos abiertos y la caja de polvorones cerrada.