Realizar ejercicio físico como propósito de año nuevo

Hacer deporte tiene muchos beneficios para la salud, tanto física como mental. Así que , uno de los principales propósitos de año nuevo suele ser el de practicar ejercicio físico. Si tú también has tomado conciencia sobre tu estilo de vida sedentario y quieres cambiar, hay una serie de pasos a seguir para hacer que el deporte sea una parte fundamental de tu vida.

Es fundamental que tengas claro cuál es tu objetivo: realizar ejercicio físico. A partir de ahí, ya sólo te queda construir el camino para alcanzarlo.

Realizar ejercicio físico como propósito de año nuevo: ¡conseguirlo es muy fácil!

Lo primero y más importante es elegir la actividad más adecuada. Es decir, aquella que mejor se adapte a tus gustos y preferencias, así como a tu salud y estado físico. El gimnasio es una opción fantástica ya que allí puedes practicar todo tipo de actividades como el Body Pump, Zumba, Entrenamiento Funcional entre muchas otras. También contamos con clases que requieren de una intensidad física menor como los estiramientos o el Body Balance.

Por supuesto, una vez hayas elegido la actividad que quieres practicar como propósito de año nuevo, debes empezar con moderación. De lo contrario, el cansancio no tardará en llegar y acabarás abandonando el camino hacia tus objetivos. Por lo tanto, comienza poco a poco y ve aumentando la intensidad de forma progresiva.

Pensar en positivo es fundamental si realmente te has planteado hacer actividad física a lo largo de este 2019. Con 30 minutos de ejercicio al día es suficiente, aunque es cierto que a veces son difíciles de encontrar porque no hemos dado con esa actividad que nos motive de verdad. Así que no te desanimes, prueba diferentes clases y ya verás cómo al final encontrarás una que te enamorará.

Además, hay muchas maneras de hacer que una actividad física se adapte a tus gustos. Para ello, piensa en todos los beneficios que vas a conseguir si alcanzas tu objetivo: tener un buen estado de salud tanto físico como mental, lograr la mejor versión de ti mismo, etc.

Es verdad que los comienzos siempre son complicados. Incorporar el hábito de realizar ejercicio a tu día a día en principio te resultará duro, pero verás cómo pasadas unas semanas te acostumbras y empiezas a disfrutar en el gimnasio. Casi sin darte cuenta el deporte formará parte de tu estilo de vida.

Así que si este año tienes como objetivo introducir el ejercicio físico en tu día día, te esperamos en Aiguajoc 😉 Contamos con una gran variedad de actividades que se ajustarán seguro a lo que buscas. Además, contamos con un equipo profesional que te ayudará a conseguir tus metas. ¿Te animas a hacer deporte y cumplir tu propósito para este 2019?

 

5 consejos para reparar los excesos navideños

El final de las fiestas navideñas se acerca y son muchos los que se arrepienten de tantas comidas copiosas que al final le han pasado factura a su forma física. Y no es de extrañar. Al final, lo que al principio parece que es un polvorón por aquí y un poco de turrón por allá, se acaba acumulando en un mar de excesos. Si estas Navidades no has sabido gestionar tanta comilona, hoy te traemos un post para que puedas “remediar” tantos excesos navideños.

 

Vuelve a estar en forma de después de las navidades.

  1. Agua, agua y más agua: El primer consejo que te damos es simple. Bebe agua como si no hubiera un mañana. ¿Por qué? El agua aliviará tu fatiga cuando vuelvas al gimnasio y además ayudará a que tus digestiones sean menos pesadas. Si la bebes regularmente durante el día, saciarás y eliminarás esas irresistibles ganas de zamparte la caja de polvorones que sobró en Nochevieja.
  2. Trabaja los músculos estabilizadores: Si estas vacaciones no has corrido ni 20 minutos, tus músculos estabilizadores estarán más débiles. Los músculos estabilizadores son los que te ayudan a mantener una postura adecuada en el momento del entrenamiento. Si no los trabajas corres el riesgo de lesionarte cuando empieces a hacer ejercicio otra vez. Lo que te recomendamos es que cojas unas mancuernas de bajo peso y realices ejercicios de piernas y tronco. También puedes utilizar un una pelota medicinal y realizar ejercicios que te “fuercen” a mantener el equilibrio en el momento de la realización.
  3. Realiza un trabajo de cardio suave y progresivo: Puedes realizar un trabajo de cardio suave como correr unos 30 minutos a ritmo suave, que te permita hablar mientras realizas el ejercicio, o hacer una sesión de elíptica de intensidad suave manteniendo un ritmo de respiración pausado.
  4. Come fruta: Te hemos pillado. Con tanto polvorón de postre, la última pieza de fruta que comiste fueron las uvas en Nochevieja. Si quieres recuperar la forma física tendrás que recuperar el hábito de comer una pieza de fruta al día como mínimo.Ya sabemos que con tantas cenas tendrás la nevera llena de sobras que “hay que acabar sí o sí”, pero intenta cenar suave y volver a comer algo de verdura.
  5. Duerme las horas a la hora: Ve a dormir a la hora. Otro de los problemas que surgen en navidades es la alteración del “reloj biológico”. Con tanta sobremesa que se alarga hasta las tantas, nuestro cuerpo pierde el ritmo y eso afecta a nuestro metabolismo. Si te vas a dormir a la hora habitual y descansas correctamente, evitarás fatigarte, además de prevenir los ataques de apetito imprevistos, ya que vas a volver a acostumbrarte a comer a unas horas fijas.

 

Esperamos que estos consejos te sirvan para volver a recuperar tu forma física y si eres constante conseguirás quitarte estos quilitos de más que la navidad te ha dejado de regalo.

Te esperamos en Aiguajoc!