26/10/2018

Cómo conseguir ser constante en el gimnasio

Después de ciertas épocas del año es muy habitual marcarse objetivos relacionados con el ejercicio físico. Por ejemplo en verano, cuando toca cambiar el abrigo por el biquini o después de navidad, cuando queremos eliminar el exceso de turrones y polvorones.

Ahora bien, el gran objetivo no es sólo el hecho de ponerse en forma, sino de conseguir una constancia que te permita alcanzar tus metas. Lograr una condición física óptima requiere su tiempo y esfuerzo, no se puede adquirir en pocos meses acudiendo de forma irregular al gimnasio.

Por esta razón, hoy te vamos a dar una serie de consejos para que puedas incorporar el ejercicio físico de manera regular a tu día a día 😉

 

4 consejos para ser constante en el gym

 

 

  • Márcate unos objetivos alcanzables: Esta recomendación te la solemos hacer a menudo en muchos de nuestros artículos, pero es básica para no desanimarte y dejar de acudir al gimnasio. ¿Cuál es tu objetivo? ¿Correr más? ¿Ganar masa muscular? ¿Bajar peso? ¿Tonificar? Sea cual sea tu meta debes tener muy presente que para lograrla habrá que trabajar duro, pero el resultado seguro que vale mucho la pena 😉  Además, en Aiguajoc encontrarás unos técnicos que te ayudarán a organizarte y te elaborarán un plan de entrenamiento para que te sea más fácil llevar a cabo tu cometido ¡Ya no hay excusa que valga!

 

  • 21 días: Aunque suena a título de película, lo que te vamos a contar a continuación no lo es. Para que una actividad se convierta en hábito se requiere un mínimo de 21 días. En ningún caso te estamos diciendo que vengas 21 días seguidos al gimnasio ¡ni mucho menos! Simplemente debes conseguir realizar una actividad durante este periodo de tiempo y luego ya verás cómo te será más fácil que ésta se convierta en parte de tu día a día, casi sin darte cuenta.

 

 

  • Socialízate: Siempre es una buena idea acudir al gimnasio acompañado de un amig@ o con tu pareja. De esta manera, no sólo podéis compartir objetivos sino que también disfrutáis de más tiempo junt@s 😀

 

 

 

  • Ponte los cascos, dale al play y ¡a por todas! La música es una de las mejores maneras de motivarte mientras realizas ejercicio. ¿A Quién no le gusta oír una buena canción de Queen o Pink Floyd? Seguro que la música te hará el rato que pases en el gimnasio mucho más llevadero.

 

 

Con esta mini lista en la cabeza seguro que conseguirás convertir el ‘ir al gimnasio’ en un hábito constante y al final verás que tu cuerpo te pedirá acudir para sentirte mejor. Y es que hacer ejercicio de forma regular tiene muchos beneficios, entre ellos te puede ayudar a ser más productivo en el trabajo. Si quieres saber cómo, pásate por nuestro artículo del blog en que hablamos de este tema 😉  

Cardiovascular, Cuerpo & Mente, Cuerpo-mente, Entrenamiento, Noticias, Sin categoría


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *