Las 4 fases del entrenamiento

Os dejamos una entrada muy básica sobre las 4 fases a tener en cuenta a la hora de hacer un buen entrenamiento. En próximas publicaciones os daremos más información sobre cada fase:

  •  Fase calentamiento: es importante que empieces despacio. Ningún mecánico te recomienda arranques el coche, te metas en autopista y pongas el coche a 200km/h, primero hay que preparar el motor. Así que antes de poner la máquina a tope calienta diez minutos. Si vas a una clase dirigida, no te preocupes, el técnico seguro que ya lo ha tenido en cuenta y los diez primeros minutos serán para subir las pulsaciones.
  •  Fase principal: ésta consiste en hacer el entrenamiento en sí, es decir, los ejercicios propuestos orientados a tus metas y objetivos finales.
  •  Fase vuelta a la calma: una vez has terminado la fase principal, es importante bajar las pulsaciones, tan solo dedícale cinco minutos a ayudar a tu corazón a volver a su latido habitual, con la ayuda de tus músculos. Si no sabes cómo hacer esta fase, éstate pendiente de los próximos posts, te diremos cómo hacerlo.
  •  Fase estiramientos: como estás empezando, y tu entrenamiento no tiene que ser intenso, es recomendable que al final del programa realizado dediques otros cinco minutos a estirar de foma global. Esto permitirá a tus musculatura a recuperarse del esfuerzo realizado.

 

Nos te lo pienses más, coge tu bolsa de deporte y ponte en marcha. Si necesitas saber más o tienes alguna pregunta, deja un comentario y te responderemos.

 

 

 

Cinco consejos para empezar a entrenar

Después de pasar un verano disfrutando del sol, la playa,  los amigos y la familia, llega septiembre y con él las buenas intenciones de ponerse en forma y llevar una vida sana. Con este post queremos proporcionarte algunos consejos para poder empezar con ganas y sin riesgo de lesión.

  • Márcate un objetivo: para no desmotivarte es importante saber qué quieres conseguir. Esto facilitará el camino.
  • Fija pequeñas metas para llegar al objetivo final: para alcanzar lo que te has propuesto sin decaer en el intento has de marcarte pequeñas metas, que sean claras, alcanzables, realistas, las has de poder medir y has de decidir cuánto tiempo necesitas para llegar a ellas.
  • Crear un hábito: es importante empezar por lo que te gusta, ya que esto ayuda a comenzar con ganas e ilusión. No importa si en un inicio lo que has elegido no va en la línea de lo que quieres conseguir, porque lo primero que has de hacer es crear el hábito de ir al gimnasio. Siempre habrá tiempo para ir añadiendo a tu programa lo necesario para llegar a tus metas.
  • Habla con profesionales: existen muchos blogs de fitness que lo que dicen es muy fiable, aun así te recomendamos que te informes de que el profesional que te asesora tenga una buena formación y que le apasione lo mismo que a ti. Eso hará que pueda comprender tus inquietudes, te escuche atentamente y te recomiende según tus necesidades.
  • Ponte en marcha: empieza poco a poco si nunca has hecho actividad física o si hace más de un mes que no practicas. Quizás tres días por semana entre 30 y 45 minutos es una buena opción. Trabaja con la sensación de que podrías hacer mucho más, esto evitará que al día siguiente tengas agujetas y no puedas seguir con el entrenamiento que te has propuesto.

Esperamos que con estas cinco pautas básicas te pongas un buen calzado y rompas tus zapatillas hasta lograr tus propósitos. Nosotros estamos a tu disposición para acompañarte en el camino con las mejores recomendaciones. No dudes en preguntarnos tus dudas o si quieres saber de algún tema háznoslo saber, te responderemos rápidamente.